Los envases de PET presentan una transparencia, brillo y resistencia superior, y como resultado han ido reemplazando a otros materiales en el sector del packaging de bebidas, productos alimenticios, farmacéuticos, de limpieza, de cuidado personal y productos químicos.

Los contenedores de PET se producen en dos etapas. En primer lugar se moldean las preformas, a partir de la materia prima granulada (inyección). En segundo lugar estas preformas son moldeadas nuevamente, por medio de un proceso de soplado, lográndose así el envase final.
Resin to Preforms (Injection Moulding). Preforms to Bottles (Stretch Blow Moulding).

De Resina a Preformas (Moldeado por Inyección). De Preformas a Botellas (Moldeado por Soplado).

Existen dos procesos diferenciados que permiten la obtención de envase de PET, requiriendo para ello de equipamiento distinto.

Proceso de 2 etapas (Soplado de preformas): las botellas son producidas en máquinas que implementan el segundo paso, tomando preformas ya listas, calentándolas y soplándolas para crear las botellas. Las máquinas de dos etapas se utilizan normalmente en aquellos casos que requieren la producción de gran cantidad de envases, utilizando preformas de cuello estándar, que se encuentran disponibles en el mercado. A nivel global, aproximadamente el 80% de los envases de PET son producidos por medio de máquinas de soplado.

Blowing Stage

Proceso convencional de una etapa (Inyecto-Soplado convencional): se utilizan máquinas que implementan tanto el paso 1 (inyección) como el paso 2 (soplado), fabricando los envases desde la materia prima granulada. Las máquinas de una etapa se utilizan para tasas de producción medias, o para la producción de envases con cuellos no estándar, para los cuales no existen preformas disponibles en el mercado. A nivel global, aproximadamente el 20% de los envases de PET son producidos por medio de máquinas de una sola etapa. Este tipo de máquinas tienen típicamente tres o cuatro estaciones (inyección, {acondicionado}, soplado y expulsión), con una mesa rotativa que transfiere las preformas entre las estaciones. La máquina necesita de diferentes unidades para la apertura y cierre de los moldes de inyección (cierre vertical) y los moldes de soplado (cierre horizontal).

Máquina convencional de una etapa

 

Comparativa entre una etapa convencional y proceso de dos etapas:

Ventajas del proceso convencional de una etapa (Inyecto-Soplado convencional):

  • Menor consumo de electricidad, ya que las preformas no necesitan ser recalentadas para su soplado.
  • Menor requerimiento de recursos, puesto que no es necesario empaquetar, almacenar y transportar las preformas.
  • Proceso adecuado para todos los tipos de envases, independientemente de su peso y diseño de cuello, puesto que no existen restricciones impuestas por las preformas disponibles en el mercado.
  • Claridad y brillo superior, dado que no se produce ningún deterioro de la superficie de las preformas durante su almacenaje y transporte.
  • Gran flexibilidad, que permite producir una amplia variedad de tamaños, formas y terminaciones de cuello en la misma máquina.

Ventajas del proceso de dos etapas (Soplado):

  • Posibilidad de alcanzar niveles de producción por máquina sustancialmente superiores.

El nuevo proceso de CYPET mantiene las ventajas del proceso convencional de una sola etapa, y a su vez incorpora importantes beneficios que agregan valor.
 
Procesamiento de PET – CYPET Vs Proceso convencional ISBM